Saltar al contenido

Jabón rey

jabon rey

Existen jabones considerados tradicionales en diferentes países, Venezuela tiene el jabón las Llaves azul, otros tienen el jabón Lagarto y en el caso de Colombia tenemos el jabón Rey, un producto al que se le atribuyen una serie de usos que van mucho más allá de lavar la ropa. Este jabón conocido por generaciones se emplea para combatir los piojos y hasta las brujerías.

¿Qué es?

Es un jabón diseñado especialmente para lavar la ropa. Cuenta con un precio asequible para todos los bolsillos y una serie de propiedades beneficiosas para la ropa, pero la cultura e inventiva colombiana le han atribuido otras propiedades que van más allá de ser un detergente.

¿Para qué sirve?

A este jabón se le atribuyen usos cada vez más extraños que han sido transmitidos de generación en generación:

Cuida el cabello

Se dice que al lavar el cabello con este producto puede crecer y fortalecerse previniendo su caída, también se dice que incrementa su brillo, que elimina la caspa y hasta los piojos.

Curar el acné

En Colombia es muy común su uso para combatir los brotes de acné, especialmente en la adolescencia. También se emplea para lavar heridas, desde pequeñas cortadas hasta quemaduras.

Bañar mascotas

Es un uso clásico, se emplea para bañar al perro, gato o caballo con este producto, pues se dice que elimina pulgas y garrapatas y llena de brillo el pelaje del animal.

Ollas brillantes

Lavar las ollas con este jabón las dejará absolutamente brillantes y como nuevas.

Para las malas energías

Para quienes creen en el espiritismo, el lavar el piso de sus hogares y negocios con este producto los martes y viernes aleja las malas energías. Hay quienes parten en cuatro trozos el jabón y luego se bañan con él para eliminar el maldeojo y purificar el cuerpo.

Para quitar el tinte

Si deseas quitarte el tinte del cabello, solo debes lavarlo con este jabón hasta que se caiga por completo.

Para las plantas

Para eliminar hongos y plagas de las hojas basta con diluir el jabón y aplicarlo en las hojas afectadas con un cepillo de dientes, con mucha suavidad y sobre cada hoja.

Para pompas de jabón gigantes

Diluir este jabón en agua y utilizar la mezcla para hacer pompas de jabón te dará las burbujas más grandes, incluso más que las mezclas que venden en el mercado.

Para el piso

Para baldosas más brillantes no hay nada mejor que fregarlas con este jabón.

Para peinados únicos

Si quieres hacerte crestas en el cabello para una ocasión especial y los fijadores comerciales no son útiles, siempre puedes utilizar este jabón. Al diluirlo puedes formar una pasta que endurece el cabello.

Historia del Jabón Rey

Este jabón se ha mantenido en el mercado durante generaciones y no ha necesitado de grandes campañas publicitarias o estrategias de mercadeo para hacerlo. Todo inició en los años 40 cuando Otoniel Rey, un adolescente de la ciudad Fusagasugá viajó a Bogotá para trabajar en una fábrica de jabones llamada Fábricas Unidas, cuyo dueño era el señor Moris.

En esos años, los jabones para lavar la ropa eran de color azul. El joven se ofreció como operario y trabajó con tantas energías que pronto se convirtió en un químico jabonero.

Comprometido con su trabajo, diseñó varias fórmulas de jabones, pero solo compartió una con su familia para que lo probaran. Fue aceptado y el señor Morris le dio el visto bueno para su fabricación. Lo llamaron Jabón Rey en honor a su nombre.

Para el año 1964 es fundada la empresa Dersa, que llegó a comercializar este jabón en una escala aun mayor, manteniendo la venta del producto hasta nuestros días.