Saltar al contenido

Jabón de ruda

jabon de ruda
Jabón de ruda
5 (100%) 1 vote

El jabón de ruda es un producto asociado con la buena fortuna y la capacidad de alejar las malas energías. Lavarse con ese jabón no solo aromatiza y protege tu piel, sino que es un gran aliado de la buena suerte.

¿Qué es?

Es un jabón preparado a base de esencia de ruda, flores, infusión u hojas. Desde tiempos remotos se le atribuyo a esta planta la buena suerte para el dinero, triunfos y amor. Para estos fines se recomiendan baños durante 3 días consecutivos en luna creciente.

La ruda también tiene propiedades vasodilatadoras por lo que es recomendable para estimular la circulación en la piel y ayuda a humectarla.

La ruda pertenece a un grupo de subarbustos siempreverdes arfomaticos que alcanzan hasta 6 m de alto y que pertenecen a la familia de las Rutaceae. La más utilizada es la ruda común o Ruta graveolens, esta es una planta medicinal pero, puede llegar a ser toxica dependiendo del uso y dosis empleadas.

Son nativas de la región del Mediterráneo y el suroeste de Asia.

¿Para qué sirve?

El jabón de ruda tiene diversos usos:

Usos esotéricos

Se utiliza desde tiempos antiguos por reyes, faraones, brujos y personas del pueblo para atraer la energía positiva y limpiar las malas energías. Por su aroma fresco, se utiliza para realizar limpiezas energéticas.

Algunas civilizaciones la utilizaban para purificar la mente, transformar malas energías y alejar malos pensamientos como envidias y resentimientos.

Se utilizaba en baños rituales de sanaciones, en rituales de la buena fortuna y para limpiar o evadir pensamientos pesimistas.

Para humectar la piel

El jabón de ruda es un gran aliado para limpiar y humectar la piel. La dota de frescura, suavidad y una fragancia deliciosa.

Para relajarnos

El aroma de la ruda puede ayudarnos a relajarnos, su uso en un baño caliente antes de dormir puede reducir la ansiedad y calmar los nervios.

Espasmolítico

Es un espasmolítico natural, esto quiere decir que evita y reduce el dolor, puede aliviar la inflamación provocada por golpes, calambres, esguinces, contracturas musculares y puede aliviar las molestias provocadas por enfermedades reumáticas.

Para la circulación

El empleo de este jabón favorece la circulación sanguínea por sus propiedades vasodilatadoras, puede disminuir la pesadez y la hinchazón en las piernas a causa de la mala circulación.

Para las alergias

Este jabón cuenta con propiedades antihistamínicas, esto quiere decir que puede reducir o eliminar reacciones alérgicas en la piel que cursan con ardor, picazón y hormigueos.

Bactericida

Puede evitar y controlar la aparición de hongos, sarpullidos y malos olores sobre la piel. Garantiza una limpieza profunda y efectiva.

¿Cómo hacer jabón de ruda?

Al ser una hierba muy conocida en el mundo existen diferentes maneras de preparar su jabón e incluso, se le pueden añadir diferentes ingredientes que pueden potenciar sus beneficios.

Si deseas un jabón para propósitos esotéricos o bien, un jabón sencillo y fácil de preparar, esta es la receta para ti. Necesitarás:

  • Una barra de jabón de glicerina.
  • Unas gotas de esencia de ruda.
  • Hojas de ruda seca para decorar.

Debes rallar el jabón de glicerina y colocar la ralladura en un baño de maría para derretirla. Cuando adquiera una consistencia liquida se debe de apagar el fuego y dejar que termine de derretirse completamente. Se le agregan las gotas de esencia de ruda y se mezcla bien.

Luego se vierte en el molde para jabones y se agrega una hoja para decorar antes que se endurezca completamente o a la mitad del jabón mientras lo viertas. Dejas que se endurezca y lo desmoldas.

Para atraer la buena suerte debes bañarte tres días consecutivos con jabón de ruda cuando la luna este en cuarto creciente. Si deseas limpiar el aura y eliminar energías negativas debes utilizarlo en luna menguante.

Para cuidar la piel esta es la receta ideal necesitarás:

  • Aceite de coco refinado.
  • Aceite de girasol.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Aceite esencial de romero.
  • Cera de abeja.
  • Infusión de ruda.
  • Macerado de planta de ruda.
  • Manteca de cacao y karité
  • Media barra de jabón de glicerina.
  • Tintura de benjuí.

Ralla el jabón de glicerina y derrítelo en baño de maría. Agrega la manteca de cacao y la de karité, la cera de abeja y la sal, en ese orden. Luego, agrega los diferentes aceites, el macerado y por último, la tintura de benjuí.

Mezcla bien los ingredientes y vierte en los moldes.

Precauciones

La ruda es una hierba de efectos muy fuertes por lo que debemos manejar su jabón con los mismos cuidados con los que manejamos la infusión. Esto significa que no puedes utilizarlo s estas embarazada o crees que puedes estarlo. Debe evitarse durante la lactancia o si se padecen de enfermedades del riñón.

La ruda puede crear fotosensibilidad, por lo que debe evitarse el sol directo después de utilizarlo.

Cómpralo de oferta en Amazon