Saltar al contenido

Jabón de romero

jabon de romero
Jabón de romero
5 (100%) 1 vote[s]

El romero suele ser una especia que empleamos para cocinar, pero también es una planta muy beneficiosa para el cabello y la piel debido a su riqueza en minerales y vitaminas. Para aprovechar estos beneficios, puedes utilizar jabón de romero, un producto natural con propiedades astringentes, antibacterianas y antiinflamatorias.

¿Qué es?

Es un jabón artesanal muy aromático, este jabón se caracteriza por tener un aroma fresco y muy concentrado.

El romero o Rosmarinus officinalis es una planta de la familia Lamiaceae muy abundante en el mediterráneo. Aporta numerosos minerales como zinc, calcio, hierro, magnesio, fósforo y varias vitaminas como A, C, B6, B2 que nutren nuestra piel y cuero cabelludo. Además, contiene antioxidantes que protegen nuestra piel del envejecimiento prematuro.

¿Para qué sirve?

Los beneficios del jabón de romero para la piel son notables. Este producto natural nos ayuda a:

Combatir el acné y piel grasa

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, el jabón de romero puede curar brotes de acné y limpiar nuestros poros. También se recomienda en casos leves de dermatitis y eccema.

Es muy recomendable para controlar la piel grasa.

Para hidratar y reafirmar la piel

El romero retiene la humedad natural de la piel al fortalecer su capa externa y devolverle su tonicidad natural.

Controla el envejecimiento prematuro

El romero contiene antioxidantes que combaten los radicales libres en la piel, combatiendo las arrugas y las líneas de expresión provocadas por sus efectos nocivos. Este jabón además, aporta elasticidad y tonifica la piel.

Sus propiedades antisépticas eliminan toxinas e impurezas de la piel y sus propiedades regeneradoras tienen la capacidad de regenerar las células sanas aportando suavidad y elasticidad a la piel.

Para las articulaciones

El romero es un desinflamatorio natural, por lo que si utilizas este jabón con frecuencia notarás alivio en articulaciones inflamadas y músculos doloridos ya que actúa como un calmante.

Para el estrés

El aroma del jabón de romero relaja la mente y controla el estrés, esto se debe a que contiene acetilcolina, un neurotransmisor que relaja la actividad cerebral.

Para el cabello

Contiene vitamina B2, una sustancia que estimula la circulación sanguínea en los folículos pilosos, esto estimula el crecimiento del cabello y lo fortalece.

También elimina la caspa al regular la producción de grasa.

Usos

El jabón de romero sirve para:

  • Estimular la respiración aliviando alergias y resfriados.
  • Limpiar el cuero cabelludo.
  • Desinfectar heridas.
  • Nutrir la piel.
  • Controlar el estrés.
  • Hidratar la piel.
  • Reducir las arrugas y líneas de expresión.

¿Cómo usar el jabón de romero?

Puedes utilizarlo con la frecuencia necesaria. Se recomienda emplearlo en baños relajantes en las noches, ya que no solo beneficia la piel sino que elimina el estrés y puede combatir el insomnio.

Si vas a utilizarlo en el rostro, empléalo dos veces al día con la piel libre de maquillaje, por ello, antes de utilizarlo, lava tu cara con agua tibia para abrir los poros y limpiar cualquier impureza, con esto garantizas una mayor penetración de las vitaminas, minerales y antioxidantes. Aplica sobre el rostro, deja actuar unos minutos y enjuaga con agua fresca para cerrar los poros.

¿Cómo hacer jabón de romero?

Fabricar jabón de romero casero es simple. Eso sí, debes asegurarte de emplear las cantidades indicadas o no aportará los beneficios antes mencionados.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té.
  • 1 taza de romero seco (150 g).
  • 150 ml de agua.
  • 2 tazas de aceite de oliva.
  • 62 gramos de sosa caustica.

Debes preparar la infusión para tener la seguridad que las propiedades del jabón son efectivas. Hierve el agua y añade una cucharada de romero seco. Deja hervir hasta que el agua adquiera el color del romero. Luego, cuela el romero.

Coloca la sosa caustica en un recipiente, vierte el té sobre la sosa con cuidado y en un lugar ventilado. Recuerda utilizar elementos de seguridad como guantes y gafas. Remueve bien hasta obtener una mezcla homogénea.

Deja reposar unos 15 minutos para que se enfríe. Agrega el aceite de oliva previamente calentado, agrégalo poco a poco para evitar derrames. Mezcla hasta obtener una masa consistente y agrega el aceite esencial del árbol del té.

Mezcla con ayuda de una batidora y cuando ya esté tomando una textura más firme, agrega el resto del romero para disfrutar de un jabón exfoliante.

Una vez la mezcla este espesa, colócala en un molde y deja reposar por 24 h. Corta en trozos y deja reposar unas 6 semanas antes de utilizarlo.

Contraindicaciones y precauciones

  • Este jabón no debe utilizarse en las partes íntimas.
  • Antes de utilizarlo en el cuerpo, prueba este jabón en la parte interna de tu muñeca para descartar posibles reacciones adversas.

Fuente:

(1) https://vanisima.com/jabon-de-romero-para-que-sirve/
(2) https://www.jabonde.com/romero/
(3) https://www.econsejos.com/jabon-de-romero/