Saltar al contenido

Jabón de moringa

jabon de moringa
Jabón de moringa
3 (60%) 2 vote[s]

El jabón de moringa es un producto natural que se elabora a partir del aceite del árbol de moringa o “Árbol milagroso” y tiene propiedades hidratantes, emolientes y aporta luminosidad y un mejor aspecto a la piel, pues aporta vitamina A, C y E, las cuales reducen las líneas de expresión, incrementan la síntesis de colágeno y alivian la inflamación, respectivamente.

¿Qué es?

El árbol de moringa o “Árbol Milagroso” nos ofrece diversos beneficios, incluso es utilizado en países pobres como fuente de alimentación. Su aceite es utilizado como producto base para elaborar un jabón natural con propiedades hidratantes y emolientes.

La piel absorbe con suma facilidad el aceite de moringa, esto ayuda a mejorar su aspecto y luminosidad debido a la elevada concentración de vitaminas A, B, C y E, micronutrientes y proteínas.

¿Para qué sirve?

El jabón de moringa cuenta con propiedades hidratantes y nutritivas que nos permiten disfrutar de una piel limpia y juvenil, con un brillo y una gran vitalidad. Entre sus diversas aplicaciones tenemos:

Para enfermedades de la piel

Es muy útil para el tratamiento de enfermedades de la piel como la psoriasis y el eczema. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes fomenta la regeneración de la piel y alivia los síntomas de estas enfermedades.

Antioxidante

Debido a sus propiedades antioxidantes protege las células de la piel de los nocivos efectos que pueden tener los radicales libres.

Para las manchas y el acné

Las propiedades curativas que contiene el jabón de moringa ayudan a tratar de forma efectiva el acné, a eliminar las espinillas y a desaparecer las manchas. También posee propiedades antibacterianas que actúan como un limpiador profundo y eficaz combatiendo las infecciones, mientras que las propiedades antiinflamatorias reducirán el enrojecimiento.

Para las quemaduras solares

Sus propiedades sedantes y anti inflamatorias contribuyen a aliviar la piel irritada o quemada por el sol, brindando una sensación de suavidad y alivio. Además, acelera su recuperación.

Para el rejuvenecimiento de la piel

Tiene la capacidad de filtrar las impurezas que se encuentran en la piel gracias a sus propiedades desintoxicantes. También evita el proceso de envejecimiento prematuro porque su contenido de vitamina A promueve la formación del colágeno y aporta firmeza a la piel.

Para el cabello

En el jabón de moringa vas a encontrar todos los nutrientes que necesita un cabello para mantenerse sano y fuerte. Su contenido de vitamina C y E fomentan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que estimula los folículos pilosos, fortaleciendo así el cabello.

También contiene zinc, mineral que mantiene humectado y lleno de vida el cabello.

Beneficios

Entre los beneficios que aporta el uso del jabón de moringa tenemos:

  • Alivia las enfermedades que mantienen la piel áspera y seca como la psoriasis, la dermatitis y el  eczema.
  • Disminuye las manchas del acné y la hiperpigmentación.
  • Elimina los puntos negros.
  • Evita la flacidez de los músculos faciales.
  • Evita que los radicales libres provoquen daños en la piel y causen arrugas.
  • Mejora la apariencia de las arrugas.
  • Reduce las líneas de expresión.
  • Rejuvenece la piel.
  • Suaviza la piel seca, la hidrata y mantiene la humedad.
  • Sus hormonas vegetales conocidas como citocininas promueven el crecimiento de las células y las protegen del daño que pueda causar el ambiente.
  • Sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias son muy recomendadas para limpiar y curar las abrasiones menores en la piel como cortes y rasguños.

Usos

Entre los usos del jabón de moringa tenemos:

  • Tratar enfermedades de la piel.
  • Rejuvenecer la piel.
  • Combatir el daño provocado por radicales libres.
  • Fortalecer y nutrir el cabello.
  • Limpiar heridas en la piel.
  • Fomentar la producción de colágeno en la piel evitando su flacidez.
  • Eliminar las manchas y los puntos negros de la piel.

¿Cómo usar el jabón de moringa?

El jabón de moringa puede ser utilizado a diario cuando te duches, solo debes frotarlo sobre tu piel con suavidad hasta generar espuma. Deja actuar por unos 5 o 10 minutos y enjuaga. Puedes utilizarlo varias veces al día sin inconveniente alguno porque es un jabón natural.

Contraindicaciones y precauciones

Este jabón no cuenta con contraindicaciones, pero es recomendable realizar una prueba de sensibilidad antes de utilizarlo por primera vez. Para ello solo debes aplicarlo en la parte interna de la muñeca y observar si se presenta alguna reacción.