Saltar al contenido

Jabón de chocolate

jabon de chocolate
Jabón de chocolate
5 (100%) 1 vote

Quizás suene extraño hablar de jabón de chocolate, pero es necesario conocerlo. Es un producto muy valorado por sus propiedades para tratar la degeneración celular en la piel debido a sus increíbles propiedades antioxidantes.

¿Qué es?

Es un producto natural elaborado a base de grasa de cacao y cacao puro siendo ideal para combatir todo tipo de alteraciones en la piel.

Beneficios

El jabón de chocolate es perfecto para ablandar y nutrir la piel siendo perfecto para embellecer las zonas secas y desfallecidas. Además, limpia la piel y actúa contra la flacidez, siendo valorado como un tratamiento reafirmante que contribuye a la flexibilidad de la piel.

Entre sus beneficios tenemos:

Hidratación

Los nutrientes del cacao incrementan la humectación de la piel y contribuyen a mantener la humedad en el interior de la misma.

Embellece el cutis

Regenera las zonas afectadas por los radicales libres y exfolia los residuos de la piel, aportando suavidad y brillo a la misma.

Para los signos de la edad

Es ideal para las personas que padecen de líneas de expresión, ya que este jabón las suaviza y reduce el aspecto seco y agrietado.

El chocolate incrementa la producción de colágeno, conservando la piel joven por más tiempo.

Para perfumar la piel

Se recomienda por su fragancia natural para aquellas personas que no pueden emplear perfumes procesados.

Calma la piel irritada

Se ha demostrado clínicamente que los elementos que constituyen el chocolate alivian la irritación de la piel y además la protegen de los rayos ultravioleta.

¿Cómo hacer jabón de chocolate casero?

Existen dos recetas básicas para preparar jabón de chocolate, puedes seguir aquella que más te guste:

Jabón de chocolate con sosa caustica

Para elaborar este jabón necesitarás:

  • 470 ml de aceite.
  • 60 ml de sosa cáustica.
  • 150 ml de agua.
  • 1 cucharada de cacao en polvo.
  • 2 cucharadas de manteca de cacao.
  • Aceite esencial de vainilla o de coco (opcional).

Lo primero que debes hacer es tomar un recipiente hondo y agregar el agua, luego, agrega poco a poco la sosa caustica. Realiza esto en un ambiente ventilado y utilizando guantes y lentes protectores.

Añade el aceite de oliva a la mezcla y remueve. Mientras, en una batidora o licuadora procesa la manteca de cacao y el cacao en polvo hasta lograr una pasta homogénea. Añádela al recipiente con la sosa y remueve.

Cuando la masa esté perfectamente integrada, añade unas gotas de aceite esencial de vainilla o coco.

Vierte la mezcla en un molde y guárdalo en un lugar libre de humedad y ventilado. Desmolda luego de 24 horas, córtalo en pedazos y déjalo reposar durante 15 días.

Jabón de coco con jabón de glicerina

Esta receta es mucho más sencilla y rápida. Para elaborarla necesitarás:

  • Jabón base de glicerina en suspensión.
  • Cacao en polvo.
  • Esencia aromática.
  • Colorante líquido marrón.
  • Colorante blanco.
  • Molde.
  • Esencia aromática de chocolate.

Corta el jabón base de glicerina en dados y fúndelo en el microondas a potencia suave para evitar que hierva.

Una vez derretido, agrega el cacao en polvo y remueve bien para que se disperse en el jabón, agrega unas gotas de esencia y los colorantes hasta lograr el aroma y tono deseado. Rellena el molde y pulveriza con alcohol 96º por la superficie.

Deja que seque por completo para poder desmoldar y listo, ya podrás utilizarlo y disfrutar de sus propiedades.

En el siguiente video puedes ver la elaboración del habón de chocolate paso a paso:

Contraindicaciones y precauciones

Como con todos los productos que vamos a utilizar por primera vez, lo mejor es realizar una prueba de sensibilidad aplicándolo en la parte interna de nuestra muñeca, solo así podrás descartar posibles reacciones adversas.