Saltar al contenido

Jabón de carbón activado

jabon de carbon activado

El carbón activado es una sustancia reconocida por su capacidad para absorber las toxinas, limpia en profundidad los poros desintoxicando toda la piel. El jabón de carbón activado es comercializado por numerosas marcas de productos naturales, por lo que es común encontrarlo como un jabón a base de glicerina vegetal.

¿Qué es?

El jabón de carbón activado es un producto natural que contienen esta sustancia como ingrediente activo. El carbón activado se obtiene calentando madera cuando no hay aire y se obtiene de eucalipto, cascaras de coco, sauce y pino. El que se utiliza para elaborar el jabón es tratado especialmente para tal función.

El carbón activo es poroso y tiene la capacidad de atrapar diferentes compuestos tóxicos como toxinas y metales pesados, desintoxicando efectivamente la piel de todas esas sustancias contaminantes que la saturan y que no podemos ver a simple vista o eliminar con el lavado diario.

Beneficios

Al utilizar este jabón obtendrás los siguientes beneficios:

Limpieza profunda

Ya sea que lo encuentres liquido o en barra, limpiará la piel en profundidad eliminando la suciedad y las toxinas que se encuentran en ella.

Reduce el tamaño de los poros y elimina el acné.

Las toxinas obstruyen los poros creando puntos negros y acné. Al utilizar el carbón activado eliminas estas sustancias y desobstruyes los poros de inmediato. También elimina algunas bacterias que pueden causar brotes de acné.

Para la piel grasa

Si padeces de piel grasa, los jabones de carbón activado son una gran solución, pues neutralizan la piel eliminando el exceso de aceites que puede encontrarse en su superficie. Si tienes piel seca no debes utilizar nunca este jabón, puede resecarla aún más.

Aporta luminosidad

La limpieza que produce este jabón es tan profunda que es visible ante los demás. La piel queda completamente libre de residuos, por lo que tendrá una luminosidad única.

¿Cómo lo uso?

Al ser elaborado con base de glicerina debe de ser utilizado en un segundo lavado de piel, pues a diferencia de los jabones de limpieza convencionales o de lejía, la glicerina crea una película que trata la piel, pero no la limpia por completo de las bacterias y gérmenes.

Es por esta razón que el jabón de carbón activado debe utilizarse como segundo jabón, una vez que el jabón de lejía o de saponificación en frío elimina los gérmenes, es el turno de la glicerina para nutrir la piel y del carbón activado para eliminar los residuos en profundidad.

Precauciones

  • Este jabón es de segundo uso, nunca lo emplees como jabón de limpieza porque no elimina todos los gérmenes.
  • El carbón activado puede llegar a resecar la piel, pues elimina todos los aceites, tanto buenos como malos, es recomendable utilizarlo dejando dos días o tres por medio entre cada aplicación. Esto también aplica a cualquier cosmético que contenga carbón activado.