Saltar al contenido

Jabón de calabaza

jabon de calabaza
Jabón de calabaza
5 (100%) 1 vote

Los jabones naturales son la mejor opción para nuestra piel y para el cuidado de nuestros enseres. La calabaza no es una excepción y con ella se prepara un jabón de propiedades reconocidas para limpiar zapatos y piel en general, así como piel y cuero no poroso.

¿Qué es?

Es un jabón elaborado a partir de calabaza, humectantes naturales y ceras. Es ideal para limpiar y suavizar los artículos de piel, vaqueta y zapatos, porque le devuelve la suavidad y el tacto natural a la piel.

También se recomienda su uso para nuestra piel, ya que brinda diferentes beneficios que conoceremos a continuación.

¿Para qué sirve?

Este jabón tiene diversas aplicaciones entre la que destaca:

Para artículos de piel lisa

Es recomendable utilizarlo en artículos de vaqueta o de pieles lisas tales como chamarras, carteras, bolsos, calzado, asientos de autos, silla de montar, entre otros.

Para antes de bolear

Se recomienda su aplicación para antes de bolear porque elimina los restos de crema, puntura o grasa utilizados con anterioridad.

Para nutrir la piel

Puedes utilizarlo en el cuidado de la piel ya que le betacaroteno de la calabaza es nutritivo y antioxidante, contribuyendo a proteger la piel de los radicales libres, del acné y la resequedad.

Usos

Entre los usos de este jabón se tiene:

  • Lavar pieles o prendas de vestir de piel.
  • Limpiar zapatos de cuero.
  • Nutrir el cuero.
  • Lavar e hidratar nuestra piel.

Beneficios

Los beneficios del jabón de calabaza para nuestra piel u enseres son muy reconocidos:

Para la piel

La calabaza es una verdura con muchas propiedades para nuestra piel. Es rica en vitaminas, minerales esenciales y ácidos grasos insaturados.

Este ingrediente cosmético contribuye a nutrir la piel y combatir el envejecimiento, la resequedad y el acné. Debido a su contenido de betacarotenos, es recomendable para reducir las manchas y las espinillas.

Deja la piel suave y con un agradable aroma.

Para artículos de cuero

Sus grasas naturales y vitamina C limpian de manera efectiva bolsos, zapatos y chamarras. Es muy humectante, por lo que nutre el cuero incrementando su vida útil.

¿Cómo se usa?

Puedes encontrar el jabón en presentación liquida o en pasta. Esta última es la más comercial. Debes frotar una franela, una brocha de bolero o esponja humedecidos sobre el jabón para sacar espuma.

Luego, frota con firmeza y de manera circular sobre el artículo de piel. Deja secar por unos cinco minutos y retira el exceso de jabón con una franela o trapo seco.

Aplica una crema hidratante para piel sobe el artículo. Recuerda que no debes mojarlo para retirar e exceso o sobrante de jabón, esto puede endurecer o deformar la piel.

Cómo hacer el jabón de Calabaza

Si deseas preparar tu propio jabón de calabaza necesitarás:

  • 50 g de aceite de aguacate.
  • 100 g de aceite de colza.
  • 100 g de aceite de coco.
  • 100 g de aceite de macadamia.
  • 100 g de aceite de palma.
  • 50 g de manteca de karité.
  • 67 g de soda granular.
  • 125 g de jugo de calabaza.
  • 20 g de aceite de calabaza.
  • 5 g de miel.
  • 5 g de sal marina fina.
  • 10 g de aceite esencial de palmarosa.
  • 5 g de aceite esencial elemí.

El primer paso es mezclar la soda caustica con el jugo de calabaza. Recuerda que debes verter primero el jugo y luego la sosa en una sala ventilada y realizar este procedimiento con guantes, lentes de seguridad y delantal. Deja que se enfríe.

Derrite en una cacerola los aceites y las mantecas. Cuando ambas mezclas cuenten con una temperatura de entre 25 ° y 30 ° es hora de verter el jugo y la sosa en la grasa. Mezcla hasta que obtengas una pasta, agrega los últimos ingredientes, mezcla bien y vierte el habón en moldes pequeños.

Golpea los moldes y cúbrelos con una película de plástico para asegurarte que no haya burbujas de aire. Deja reposar por 24 horas, desmolda y almacena en un lugar ventilado durante 4 semanas.

Contraindicaciones

  • No es recomendable utilizar este jabona en artículos de pieles con acabado poroso como la gamuza, ante o nubuck.
  • Si vas a aplicarlo sobre tu piel, realiza una prueba de sensibilidad primero sobre la piel de tu muñeca.