Saltar al contenido

Jabón azul

jabon azul
Jabón azul
5 (100%) 1 vote[s]

Este es un jabón diseñado para lavar la ropa, sin embargo, lleva tanto tiempo en el mercado que se le han otorgado diversos usos tradicionales que van desde el control del acné, el cuidado de las plantas, el baño de las mascotas, la limpieza de los genitales y el lavado del cabello.

¿Qué es?

Conocido también como jabón Las Llaves, es fabricado por la empresa Sovena, de origen portugués. Es un jabón tan famoso que se emplea no solo en este país, sino en Alemania, Angola, Colombia y Venezuela. Por ejemplo, en el año 2008, elaboraron 6000 toneladas de jabón, 2000 se comercializaron en este país y las 4000 toneladas restantes se comercializaron en el resto del mundo.

En el año 2009, cuando ocurrió la epidemia de gripe H1N1, hubo una escasez de gel antibacterial en Portugal, entonces la ministra de salud de ese entonces, Ana Jorge, aconsejó el uso de este poderoso jabón para protegerse ante la gripe.

Actualmente, este jabón ha sido exportado durante más de medio siglo, razón por la cual se le han otorgado diferentes aplicaciones, especialmente la cura del acné.

¿Para qué sirve?

El jabón azul cuenta con excelentes propiedades antisépticas y detergentes, razón por la cual es muy utilizado para:

Limpiar heridas y quemaduras

Al ser un poderoso antiséptico, se emplea en quemaduras y heridas para que estas sanen mucho más rápido al mantener el área limpia y libre de bacterias.

Lavar la ropa

Es el uso original, si deseas lavar la ropa y blanquearla, solo necesitas restregar este jabón sobre las manchas o el tejido, frotar y dejar remojando por un rato. Luego debes restregar de nuevo y aclarar.

Para la ropa blanca puedes dejar remojando durante toda la noche y notarás como tus prendas recuperarán su tono blanco.

Lavar cerámicas

Puedes lavar pisos de cerámica en profundidad. Solo necesitas un poco de agua y diluir un poco de este jabón en ella. Luego aplica sobre la cerámica y restriega.

Para el acné

El acné es una gran molestia, especialmente para los adolescentes, debido al cambio de pH en la piel y la acumulación de grasa en la dermis.

Para combatirlo puedes lavar tu rostro con jabón azul antes de dormir. Esto controlará la producción de grasa en la piel y con ello, los brotes de acné.

Para el cabello

Muchos dermatólogos no recomiendan su uso porque reseca el cuero cabelludo, pero la experiencia de muchos usuarios dice lo contrario. Desde hace más de 50 años es empleado en países suramericanos para la higiene del cabello.

Muchas mujeres del campo emplean este jabón para cuidar su cabello y gozan de brillantes melenas.

Los dermatólogos concuerdan en que este jabón tiene propiedades anti-residuos únicas, esto le permite limpiar en profundidad la fibra capilar. Además, abre la cutícula del pelo, por lo que, si utilizas mascarillas y tratamientos capilares después del jabón azul, estos penetrarán con mayor facilidad.

Después de lavar el cabello con jabón azul, si o si debes empelar un tratamiento capilar que cierre la cutícula al final. Así, gozarás de un cabello brillante y saludable.

Tampoco debes utilizarlo todos los días. Lo más recomendable es utilizarlo una vez al mes, o cada 45 días. Si tienes el cabello reseco, utilízalo cada 4 meses.

El uso del jabón azul promoverá el crecimiento del cabello, así como su grosor. También le aportará brillo y fuerza a cada fibra capilar.

Para piojos

También es muy útil para combatir la aparición de piojos y hongos. Puede eliminar la proliferación de la caspa.

Para el tinte

Si te acabas de pintar el cabello y deseas bajar un tono, puedes lavarlo con jabón azul. Además, al utilizarlo podrás gozar de una mejor fijación de los peinados, sin necesidad de emplear geles o laca.

Para el cabello graso

El componente anhidro y las propiedades secantes de este jabón actúan como un neutralizador de los ácidos grasos del cabello, equilibrando la producción de grasa en tu cuero cabelludo.

Si tienes el cabello muy graso, emplea jabón azul para lavarlo dos veces por semana, hasta que la producción de grasa se reduzca.

Para Las Plantas

Es una gran alternativa para combatir las plagas. Solo necesitas hervir 10 L de agua y agregar una barra de jabón azul. Por cada 10 litros de agua con jabón azul, agrega unos 15 cc de kerosene. Reparte esta mezcla con un atomizador en las zonas donde se esconden los insectos y las plagas en tus plantas. También es un buen insecticida casero.

Para Las Mascotas

Es perfecto para bañar a tus perros para controlar la sarna, los ácaros, las garrapatas y las pulgas. Estos molestos problemas tienen una sencilla solución con el jabón azul. No lo utilices en exceso y acláralo muy bien para evitar resecar la piel de tu mascota.

Para la Suerte

Hay quienes creen que bañarse con este jabón puede traer la buena suerte y la felicidad en sus vidas. Es considerado como un producto esotérico que brinda muy buenos resultados para quien lo utilice para buscar prosperidad, buenas vibras y trabajo.

¿Cómo se utiliza?

Para eliminar el acné con jabón azul debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1: Exfoliación

Antes de aplicar el jabón azul por primera vez, debes exfoliar tu cutis para asegurar la limpieza profunda de los poros de tu piel. No debes exfoliar tu rostro más de dos veces por semana.

Paso 2: Exposición a vapor

Después de exfoliar tu piel debes exponer al vapor tu piel para que tus poros se abran y puedan ser limpiados a fondo con el jabón azul.

Paso 3: Aplicación del jabón azul

Humedece el jabón azul con un poco de agua y frota en tus manos. Aplica en tu rostro con suaves masajes circulares. Deja secar el jabón azul en tu rostro y espera 10 minutos para disfrutar de sus efectos cicatrizantes y antibacterianos.

Puedes lavar tu rostro todas las noches con agua y jabón azul. La mascarilla de jabón azul puedes aplicarla dos veces por semana.

Aplica una crema humectante al finalizar el tratamiento. Evita las cremas con bases grasosas.

No es apto para la higiene íntima

El jabón azul ha sido empleado para la higiene intima desde tiempo de las abuelas, pero no es recomendable para limpiar esta zona, ya que altera el pH y puede hacer que la vagina sea propensa a infecciones. También arrastra las grasas y sustancias lubricantes de la zona, causando irritaciones.

La vagina tiene un pH de 4 y el jabón azul tiene un pH 8, es decir, alcalino, causando una neutralización de estas condiciones naturales que la protegen de la proliferación de hongos y bacterias. Además, los jabones de pH básico o alcalino, evitan el crecimiento de los Bacilos de Döderlein, defensores de la vagina.

Por esta razón, las mujeres que emplean jabones básicos para lavar sus vaginas pueden padecer de flujo vaginal que no cede con el tratamiento convencional.

El mejor jabón para esta zona es el jabón de pH neutro y este solo debe ser utilizado una vez por día, no importa si te bañas dos veces.